Noticias de la Asociación

Administradores de Fórum piden que antiguos gestores devuelvan 2.259 millones

Madrid, 20 ene (EFE).- Los administradores judiciales de Fórum Filatélico creen que sus antiguos gestores son culpables de su insolvencia, por lo que han pedido al Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid que les condene a devolver 2.259,7 millones, el importe necesario para poder pagar el 100% de las inversiones. En su propuesta de calificación del concurso, los administradores nombrados por el juez señalan que "no hay duda" de que los antiguos gestores eran "plenamente conscientes" de la insolvencia a la que conducían a Fórum, debido a "las patologías del negocio, las irregularidades contables, la sobrevaloración de la filatelia y las operaciones fraudulentas en el ámbito de los proveedores".

En cambio, los ex gestores siempre han defendido que el valor de la filatelia era real y estaba acorde con los grandes catálogos internacionales de prestigio, al tiempo que han negado en repetidas ocasiones la extracción de dinero de Fórum.

En su informe, los administradores concursales piden que sean declarados culpables el director general y los miembros del consejo de administración de Fórum, entre ellos el ex presidente Francisco Briones, así como el que es considerado "administrador de hecho" de la compañía, José Manuel Carlos Llorca, en busca y captura.

Además de solicitar que reembolsen los 2.259 millones que Fórum arroja de déficit, también piden, entre otras penalizaciones, que se les inhabilite durante el máximo de 15 años previsto en la ley para administrar bienes ajenos, la misma sanción solicitada para los considerados "cómplices" de la insolvencia.

Esos tres cómplices son, a juicio de la administración concursal, la antigua secretaria de dirección de Fórum Belén Gómez Carballo y los administradores de dos proveedores, Ángel Francisco Tejero, Abelardo Elena, que en conjunto deberían reintegrar 72,9 millones por los daños y perjuicios ocasionados a la empresa.

Tras recibir el correspondiente informe de la Fiscalía, el magistrado del Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid, Santiago Senent, deberá escuchar a los afectados antes de tomar una decisión sobre la calificación del concurso y la responsabilidad de los antiguos gestores de Fórum.

De momento, los ex gestores se han quejado ante el Juzgado de que el plazo para que los administradores concursales presentaran su propuesta de calificación del concurso se agotó el pasado octubre.

En su extenso y duro informe, presentado el 14 de enero, los administradores concursales -entre ellos el economista Antonio Moreno y el abogado Miguel Sánchez-Calero- opinan que la causa de que la empresa entrara en concurso fue "la explotación de un negocio parafinanciero en el que se elude la reserva sancionadora en nuestra normativa de supervisión para captar ahorro del público, amparándose en la compraventa de la filatelia".

En este sentido, critican que Fórum actuó "deliberadamente en un terreno de nadie, compitiendo con otros operadores en la canalización del ahorro a la inversión pero practicando un negocio muy peculiar, por no decir, rarísimo".

También destacan que el negocio se apuntaló a su juicio con "la pretendida revalorización constante de la filatelia, que no es más que una ilusión o una ficción, necesaria para que el negocio pueda continuar".

Para justificar su propuesta de declarar el concurso culpable, los tres administradores añaden que "todo el entramado societario entre los proveedores reales y proveedores aparentes no tenía otro motivo que permitir facturaciones con sobreprecios para distraer enormes cantidades de dinero que carecen de toda justificación empresarial".

En cuanto a la contabilidad de la empresa, señalan que "la falta de dotación de las provisiones por los pactos de recompra de la filatelia y de los compromisos financieros asumidos para garantizar una determinada rentabilidad supone una irregularidad relevante en la comprensión de la situación patrimonial de las cuentas de Fórum".

Precisamente, estas premisas han sido una de las materias más criticadas y cuestionadas por los antiguos gestores de Fórum, que han negado que tuvieran que provisionar las inversiones de los clientes, dado que éstos recibían a cambio paquetes de filatelia, lo que convertía la operativa en mercantil y no financiera.