Noticias de la Asociación

Informe de Carmen Val sobre vía jurisdiccional europea

Carmen Val, nuestra representante legal, nos informa a través de una carta:

"El pasado 23 de enero recibí el acuse de recibo de la Comisión Europea en respuesta a  la denuncia que personalmente interpuse contra el Reino de España el día 16 de diciembre del pasado año y que salió por valija diplomática. Hasta ahora no creo que nadie haya iniciado esta vía.

Mi intención es la de poner en conocimiento de todas las asociaciones el inicio de esta vía  jurisdiccional europea en el momento en que fuera expresamente admitida a trámite por la Comisión Europea, admisión que aún no se ha producido. No obstante, creo que es positivo explicar, aunque sea brevemente, la situación en la que nos encontramos en la actualidad.

Hace tiempo, quizás dos o tres años, pensé en acudir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (Tribunal de Primera Instancia), una vez agotadas todas las instancias en España; para ello se instó en distintos Tribunales una “Cuestión Prejudicial interpretativa”, que finalmente no admitieron nuestros Tribunales. Esta cuestión prejudicial suponía que el Tribunal español se dirigiera al de Luxemburgo a fin de que interpretara la norma europea comparándola con la que a nosotros nos han estado aplicando, primero la Administración y después la Audiencia Nacional y finalmente el Tribunal Supremo.

Actualmente, el Reglamento del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, no permite a los particulares acudir directamente al Tribunal, con alguna excepción en la que nosotros no nos encontramos, es por ello que esta vía que expongo en el párrafo anterior no puede utilizarse, aunque si es necesario que se hayan producido todas estas resoluciones judiciales para poder interponer la denuncia, primero con conocimiento de causa y después por haber directamente perjudicados.

De acuerdo con el Reglamento al que me refiero --explica Carmen Val--, cualquier actuación por nuestra parte ante dicho Tribunal, debe comenzar con la interposición de una denuncia que estudiará y valorará el Comisario competente, que es, asimismo,  quien dirá si encuentra razones suficientes para que el asunto vaya adelante, lo admitan a trámite, negocien con el Reino de España o, finalmente si no hay otra solución, para que la propia Comisión Europea interponga directamente demanda contra el Reino de España ante el Tribunal de Luxemburgo.

Confío que el asunto interese a la Comisión, en primer lugar por la burla extrema que supone adaptar una norma europea de obligado cumplimiento para España, de tal manera que permita hacer lo contrario de lo que Europa pretende. En concreto estoy hablando de la Ley 35/2003 y su disposición Adicional 4ª. En segundo lugar porque son muy numerosas las personas perjudicadas por la desidia de la Administración (¿desidia?) y la cantidad de dinero perdido alcanza una enorme cuantía.

Sé que la Comisión Europea le tiene bastantes ganas a España, porque so pretexto de incorporar (trasponer) las leyes europeas a las nuestras propias, crean una norma tal que permite al Estado Español, hacer todo lo contrario de lo que Europa regula. Esto también lo hace Francia, pero claro….

El proceso en sí no conlleva costas, pero no sé si tendré que personarme en Bruselas, bien porque me lo pidan, bien porque estime necesario y prudente hacerlo, una vez admitida la denuncia e incluso quizás antes.

Entiendo, salvo mejor criterio, que esta es la única vía que nos queda, que no lo oculto, va ser larga, otra vez.

Lo único seguro que puedo decir es que el resultado y lo que haya que hacer luego, va a depender de que admitan la denuncia y de cómo vayan resultando las gestiones que se hagan en la Comisión de cara a nuestro país y, en último término de cuál sea el resultado de la sentencia, si es que finalmente la Comisión interpone demanda contra el Reino de España. Hasta entonces, creo yo, no conviene aventurar, pero habría que pensar, que si nos declaran nula una ley que nos han aplicado, podríamos vernos avocados a demandar nuevamente a la Administración, pero no lo sé.  Preparar la denuncia ha supuesto un gran esfuerzo de síntesis y no sé qué se decidirá en Bruselas y/o en Luxemburgo, en todo caso en función de lo que vaya habiendo, habrá que ir enfocando nuestro asunto.

Sí les digo que en Europa no se hacen sentencias de 50 páginas (son inimaginables para un juez europeo, salvo algún caso muy concreto), tampoco se hacen demandas inconmensurables que vuelven una y otra vez sobre lo mismo, la propia Comisión aconseja ir directos a los hechos clave, no ser reiterativos y no olvidarse de cualquier dato que pueda ser fundamental a la hora de interponer tanto denuncias como demandas. Por eso dije antes que ha supuesto un importante esfuerzo de síntesis y espero haber cumplido las expectativas.

Así que… esta es una carta de ánimo y de desánimo. Llevamos tanto tiempo peleando que creo que debemos fijarnos en el objetivo más que en el tiempo.

Van a permitirme que no les remita la denuncia que, de ser aceptada, les mandaré puntualmente acompañada de todo tipo de comentarios que sean precisos.

Un cordial saludo a todos y mucho ánimo."

Carmen Val Jiménez