Noticias Judiciales

Las claves del caso Afinsa, una década en los tribunales

Esther Mucientes. El Mundo. 27-07-2016. La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenadoa 11 de los 13 ex directivos de la empresa filatélica Afinsa hasta 12 años de cárcel y seis de ellos tendrán que indemnizar a los más de 190.000 afectados con una cantidad de 2.574 millones de euros por los delitos de estafa agravada, insolvencia punible, delito continuado de falseamiento de las cuentas anuales, blanqueo de capitales y delito contra la Hacienda Pública. Una sentencia que llega 10 años después de que estallara el caso.

 

 ¿Qué es Afinsa?

Afinsa es un grupo empresarial especializado en la inversión de sellos y otros bienes. Fue fundada en 1980 por el portugués Albertino de Figueiredo. Operaba en varios mercados de Europa, Asia y EEUU. A finales de 2004, Afinsa tenía un centenar de oficinas por todo el mundo, 2.600 empleados y cerca de 143.000 clientes. Su volumen de negocios de ese año fue de 542 millones de euros.
Esta empresa se ofrecía a canalizar los ahorros a través de bienes tangibles de colección. Entre los productos ofertados hay algunos accesibles a partir de 20 euros al mes, "con la solidez de los valores filatélicos y la garantía de obtener los beneficios mínimos, en los plazos establecidos". Otros productos, como el 'Modulo de Inversión Planificada' requieren un capital inicial de 6.000 euros a cambio de beneficios a los siete años.

Su intervención

El 9 de mayo de 2006, Afinsa fue intervenida judicialmente, junto a otra empresa,Fórum Filatélico, acusada de estafa dentro de la 'Operación Atrio'. La Policía detuvo a cuatro responsables de la misma, entre ellos su presidente, Juan Antonio Cano, y su fundador, Albertino de Figueiredo, a la vez que cerró todas sus sedes. Días después fueron puestos en libertad.
La compañía fue acusada de estafa piramidal en el cual los participantes recomiendan y captan a más clientes con el objetivo de que los nuevos participantes produzcan beneficios a los participantes originales. Además, se les acusó de no tener sellos, de ser falsos, o de estar sobrevalorados.
Se vieron afectados los aproximadamente 150.000 clientes de la empresa, que formaron varias asociaciones para defender sus intereses.
Desde su intervención, el grupo quedó dirigido por tres administraciones concursales: el grupo Mufasa, Domfil, editora de catálogos filatélicos, y Publiafinsa. 

La estafa
El sistema consistía en captar pequeños ahorradores que invertían en sellos, generalmente a partir de 300 euros, con la promesa de un interés de un 6% anual y de que sus productos se revalorizarían. Los inversores nunca veían los sellos.
El 80% de los ahorradores realizó inversiones por una cantidad no superior a los 20.000 euros, mientras que una mínima parte, el 0,0001%, invirtió más de un millón de euros.
Ambas empresas están actualmente en proceso de liquidación concursal dictados por los Juzgados de lo Mercantil de Madrid. Los afectados de Afinsa podrán recuperar hasta el 30% del total invertido, mientras que los de Fórum cerca de un 10%, tras su liquidación. 

Los juicios
En 2010, la Audiencia Nacional sentencia que Afinsa se trata de una empresa de carácter mercantil y no financiera, tirando por tierra la teoría de que se trataba de empresas financieras de tipo piramidal. Según la sentencia, Afinsa no cumplía ninguno de los requisitos para ser financiera: no operaba con altas rentabilidades del 50% o más, la inversión sí tiene contrapartida, los sellos, y en un corto período de tiempo de entre 6 y 9 meses. Pese a todo, exime de responsabilidad a todos los organismos que la hicieron posible, entre ellos el Reino de España, que queda libre de indemnizar a la empresa y a los afectados.
En sentencias de febrero y diciembre de 2011, de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo, respectivamente, se establece de nuevo que tenía carácter mercantil y, por tanto, que el considerarlas financieras para intervenirlas fue una escusa y no la causa real de la decisión. 

La causa
La causa fue una carta de un ciudadano estadounidense, Louis Corrigan, agente del hedge fund Kingsford Capital, escrita en el año 2005, y que provocó que el PSOE publicara en su revista 'Puntos de vista' en 2006 una petición para que Hacienda denunciara a la Fiscalía los hechos. Pese a que la denuncia estaba ya desde julio de 2005, no se intervino hasta el 9 de mayo de 2006, justo 9 días después de que venciera la última póliza de Afinsa, con la aseguradora Lloyd's, que aseguraba a las dos compañías Afinsa y Fórum.
También coincide que en Estados Unidos se habían dado un inusitado número de órdenes de venta de las acciones de Escala, filial de Afinsa en EEUU, cuando el precio alto y la buena situación de la empresa no lo hacía aconsejable.

La sentencia

Finalmente, la Audiencia Nacional condenó en julio de 20016 al presidente de Afinsa, Juan Antonio Cano, a 12 años y diez meses de prisión al considerarlo autor material de la estafa piramidal que afectó a unos 200.000 ahorradores.
Además de Cano, que deberá abonar 240.000 euros como multa, la sentencia también condena a otros diez acusados, entre ellos los ex consejeros Carlos y Albertino de Figueiredo como autores de estafa, insolvencia punible y falsedad contable, a 11 años y once meses y 11 años de cárcel respectivamente.
La sección primera de la sala de lo Penal ha aplicado a todos ellos el tipo agravado de la estafa al considerar el perjuicio masivo que produjo la falta de diligencia a la compañía filatélica y a las "víctimas", miembros de la "clase media" que "perdieron los ahorros que guardaban para la jubilación o para hacer frente a situaciones de crisis".  

El fallo cataloga de ficticio el negocio puesto en marcha por la compañía al carecer de sentido económico y basarse en una sobrevaloración constante de sellos que no tenían valor intrínseco. Asimismo expone que los clientes, "no informados y crédulos", invertían en la medida que se les prometía la devolución de su dinero, incrementado con un interés muy superior a los que ofrecían las entidades financieras de la época.

La sentencia llega casi dos meses después de que la sección primera de la sala de lo Penal diese por concluido el juicio oral contra la antigua cúpula de Afinsa y algunos de sus empleados tras 49 sesiones que comenzaron el pasado noviembre.