Noticias Judiciales

El fiscal califica 'Fórum' como "el mayor fraude de la historia de España"

EFE: 4 abril 2018. Madrid

 El fiscal Juan Pavía, que ha leído hoy su informe final de conclusiones sobre la presunta estafa de Fórum Filatélico, ha calificado a esta sociedad, protagonista de un "hecho insólito, incapaz de repetirse", como "el mayor fraude de la historia de España".

 

SAN FERNADO DE HENARES. Casi doce años después de la intervención judicial de Fórum Filatélico, que tuvo lugar en mayo de 2006, y después de cerca de siete meses de juicio, Pavía ha repetido que la intención del Ministerio Público ha sido en todo momento defender el interés social de los más de 269.000 perjudicados, inversores de los que "nunca nos hemos olvidado", aunque no se les haya podido poner a todos "nombre y rostro". 

Nada más comenzar su intervención, el fiscal se ha ratificado en su petición de sentencia condenatoria para la treintena de acusados, con las mismas peticiones de penas que expresó a finales de marzo, tras rebajar en parte las solicitudes iniciales atendiendo a la doctrina del Tribunal Supremo (TS) sobre Afinsa. 

De este modo, la Fiscalía rebajó de 27 a 19 años su petición de cárcel para el expresidente de Fórum Filatélico Francisco Briones, y también modificó sus conclusiones provisionales respecto a los exconsejeros Miguel Ángel Hijón, Agustín Fernández, Francisco José López Gilarte y Juan Maciá, para quienes pide 11 años y un día, frente a los 15 años anteriores. 

Para todos ellos se mantiene un supuesto delito de estafa en concurso con insolvencia punible y falseamiento en las cuentas anuales, a las que se añade blanqueo de capitales para Briones, para quien se pide una multa de 60,2 millones de euros frente a los 60,4 millones del escrito provisional, y el decomiso de las cantidades blanqueadas y de las ganancias obtenidas. 

Pavía ha reconocido que a lo largo de la instrucción del sumario se puso en duda el compromiso de Ministerio Público para desvelar los hechos, y también hubo quien confió en que el juicio no se celebraría nunca, o quizás que su marco fuera más limitado. 

Los hechos, ha asegurado, no han sido prejuzgados, pese a que algunas defensas "se han afanado por transmitir la idea de que esta Sala viene a deshora a pronunciarse sobre hechos de los que ya está todo dicho". 

Pero no es así, aunque alguna de las partes haya apelado "a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a la Dirección General de Seguros", o a decisiones judiciales adoptadas en otro momento y en otros ámbitos. 

El caso Fórum, ha explicado el fiscal, "es mucho más extenso que la sociedad Fórum, es un caso poliédrico" al que cabe aplicar la máxima de Albert Einstein de que "las cosas deben simplificarse todo lo posible, pero no más". 

La complejidad de Fórum es inédita en la justicia española, ha dicho Pavía, como prueban las 116 comisiones rogatorias internacionales con las que durante la instrucción se intentó conocer quiénes eran los proveedores. 

Esa "simplificación" formó parte de la estrategia de los acusados desde el principio, ha relatado, ya que sólo cuatro días después de la intervención judicial uno de los acusados, que se encuentra en busca y captura presumiblemente en Venezuela, pretendía limitar los daños a "un caso de estafa". 

El fiscal se ha referido también al "victimismo" de los acusados, que de forma implícita dejaban entrever que la sociedad era "demasiado grande para que la dejaran caer", y confiaban en que el Estado se hiciera cargo de las pérdidas de los afectados. 

El fiscal sostiene que Fórum desplegó durante años una actividad de captación masiva de fondos que alcanzó los 11.200 millones entre 2000 y 2005, mediante la suscripción de unos contratos de inversión filatélica en los que ofrecía rentabilidades superiores a las ofrecidas por los bancos. 

La sociedad aseguraba que los intereses pagados procedían de la revalorización de los sellos asignados por contrato, cuando en realidad los abonaba con las aportaciones de otros clientes dentro de un esquema piramidal que le obligaba a captar nuevos inversores permanentemente. 

En este sentido, señala Anticorrupción, Fórum carecía de patrimonio para devolver las aportaciones, ya que su mayor activo era una filatelia libremente valorada y con precios que incrementaban sistemáticamente cada trimestre. 

Gran parte de estos fondos se empleó "en alimentar su propia maquinaria piramidal", así como en satisfacer las "cuantiosas retribuciones" recibidas por sus administradores y directivos;el resto se destinó a una red de sociedades extranjeras que operaban como proveedores de sellos y que eran utilizadas como soporte para el delito de blanqueo.