Noticias Judiciales

La Fundación islámica Taqwa renuncia a comprar la casa palacio de los Condes de Ibarra

La administración concursal de Fórum Filatélico ha puesto de nuevo a la venta la casa de los Condes de Ibarra tras renunciar a su compra la Fundación islámica Taqwa, administrada por el controvertido jeque saudí Abdulaziz Fawzan. El precio de venta es de 4,9 millones de euros, la cantidad en la que se adjudicó el inmueble, situado en la calle San José 3, en el Centro de la capital andaluza.

Tanto la administración concursal como el Juzgado de lo Mercantil 7 de Madrid habían autorizado en 2017 la venta de que la que fue sede de Fórum Filatélico en Sevilla a la fundación Taqwa. Esta encargó a Demópolis -estudio del arquitecto Jaime Montaner, exsenador, exdiputado y exconsejero de la Junta- un proyecto para convertir la casa en un hotel «halal» de 18 habitaciones.

Tapwa anunció que sería el primer hotel de la ciudad donde los alimentos se iban a servir respetando la sharia o ley islámica, por lo que en sus menús no estarían incluidas las bebidas alcohólicas ni la carne de cerdo.

Antes de depositar el dinero en el Juzgado Mercantil, fuentes de la fundación Taqwa declararon a ABC que procedía del jeque saudí Fawzan, «un hombre de negocios interesado por el tema cultural» y «miembro del consejo de financiación de los bancos saudíes».

 
Finalmente, la fundación islamita ha renunciado a la operación, según fuentes consultadas por ABC, que apuntan como razón del desistimiento a problemas económico del jeque saudí Abdulaziz. La situación económica del jeque le ha llevado también a cerrar Córdoba Internacional TV, el primer canal de televisión islámico que se abrió en España para adoctrinamiento de musulmanes.

ABC ha contactado con Hussein Mansur, secretario de Taqwa, quien no quiso hacer declaraciones sobre el desistimiento en la compra de la casa palacio de los Condes de Ibarra alegando que ya no estaba vinculada a la fundación.

El palacio fue levantado en el siglo XVIII y posteriormente reformado en el siglo XIX. Dispone de 2.1770 metros cuadrados construidos sobre una parcela de 1.135 metros cuadrados, si contar los patios y terrazas.

La casa dispone de una capilla con retablo de estilo neogótico que fue dorado durante su restauración, así como magníficos revestimientos, artesonados mudéjares de acarreo en algunas salas, zócalos de azulejería. Tiene una protección B, lo que exige que cualquier obra en el edificio que afecte a su estructura arquitectónica y artística debe recibir el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio, dependiente de la Junta de Andalucía.

El edificio fue residencia de la familia del Conde de Ibarra y posteriormente fue alquilado por la Consejería de Cultura en 1986. La Junta llevó a cabo importantes obras de consolidación y adecentamiento en el inmueble, aunque lo abandonó en 1997 para trasladarse al Palacio de Altamira. Volvió a ser usado por la familia entre 1997 y 2002, cuando ya fue vendido a Fórum Filatélico, que invirtió 3,5 millones de euros en su restauración y adaptación con el fin de establecer allí su sede y una sala de exposiciones.

Cuando se descubrió la estafa piramidal de Fórum Filatélico, se declaró su insolvencia en 2006 y tres años después la administración concursal sacó la venta por 10 millones de euros la casa de los Condes de Ibarra, que finalmente adjudicó a la Fundación Taqwa por 4,9 millones de euros. La operación provocó las críticas de la Federación de Clientes de Afinsa y Fórum Filatélico, que calificó de «lamentable» esta adjudicación por la mitad del precio inicial de venta.