Noticias Nacionales

Fórum mantiene casi intacto un patrimonio de 200 millones de euros

Invertia.com   EFE  3 de Marzo de 2012 

Fórum Filatélico, que estafó hace 6 años a 270.000 personas con la venta fraudulenta de sellos, tiene aún por vender la práctica totalidad de su patrimonio inmobiliario, 196,5 millones de euros en activos que se dedicarán a indemnizaciones.

La compañía, que dejó un agujero patrimonial de 2.800 millones de euros, inició su proceso de liquidación hace 16 meses, aunque hasta el momento se han producido pocas ventas.

Desde la primera subasta, celebrada en noviembre de 2010, la empresa ha vendido 3 inmuebles de su cartera inmobiliaria, que está compuesta por 63 edificios, locales, pisos o terrenos, según la administración concursal.

Los activos inmobiliarios de Fórum, valorados en 198,85 millones de euros, debían ser liquidados para devolver parte de sus ahorros a los clientes, que ya han recuperado un 10 % de lo invertido gracias a la liquidez existente en cuentas bancarias.

Sin embargo, en las cuatro subastas celebradas entre noviembre de 2010 y septiembre de 2011 solo se vendieron dos edificios, uno en París y otro en Badajoz, por lo que la administración concursal decidió iniciar un proceso de venta directa.

En esta etapa se ha vendido un edificio más, ubicado en Elche (Alicante) y valorado en 624.400 euros, mientras que otros dos están pendientes de la autorización judicial.

Se trata del edificio de oficinas de Fórum en Linares (Jaén), tasado en 285.600 euros, y de uno de los 66 apartamentos propiedad de la compañía en Estepona (Málaga), cuya valoración oscila entre los 184.384 y los 554.019 euros.

Desde la administración concursal señalan que la liquidación de los inmuebles está siendo muy difícil, por lo que se está prolongando en el tiempo.

Entre los activos que quedan por liquidar figuran el edificio de la sede de Fórum en Madrid, tasado en más de 25 millones de euros, y una parcela de 16.680 metros cuadrados en Manilva (Málaga), valorada en 17,1 millones.

Fórum Filatélico y Afinsa fueron intervenidas por orden judicial en mayo de 2006, lo que dejó 450.000 afectados por un agujero conjunto de 4.600 millones de euros.