Noticias Nacionales

Los afectados de Afinsa podrán elegir entre cobrar el 5% invertido o recibir sus sellos

Faro de Vigo 13-07-2013. María Villar

Tras siete años de espera, los 6.000 afectados vigueses por la estafa de Afinsa tienen noticias: la administradora concursal les invita mediante una carta a recuperar los sellos y dejar de figurar como acreedores o a cobrar un 5% de lo invertido -procedente de la venta de inmuebles de la filatelia-.

Desde esta semana y la anterior, cuando empezaron a llegar las cartas, los teléfonos de entidades como Adicae (Asociación de consumidores y usuarios de bancos, cajas y seguros) y Adebita (Asociación Gallega de Afectados por Fórum, Afinsa y el Estado Español) no han dejado de sonar debido a la falta de información y a la petición de agilidad en la respuesta. En ambos casos se da el mismo consejo: no optar por recibir los sellos porque "su valor es nulo e implica dar por zanjado el caso" y sí aceptar el 5% de lo invertido porque se sigue figurando como acreedor y, por lo tanto, se tendrá derecho a futuros pagos. De los 2.207 millones de euros que Afinsa tiene retenidos tan solo devolverán 110 millones.

"Es cierto que es una miseria y que el proceso es lentísimo, pero hay que coger el 5% y continuar presionando para que se acelere", insiste Iria Aguete, coordinadora de Adicae en Galicia, entidad que el martes a las 17.00 horas celebra una asamblea abierta en su sede viguesa. Su organización defiende que el Estado adquiera los derechos reconocidos a los afectados en el proceso concursal a través de su compra por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

En la misma línea se expresa Antonio Heredero, abogado de Adebita: "Los sellos no valen nada, no se deben reclamar porque implica dar por zanjado el tema", comenta. Ambos estiman que el dinero llegará a los bolsillos de los afectados en los próximos meses, siempre antes de que acabe el año. Heredero calcula que acabarán cobrando "como muchísimo el 20% del dinero invertido".

La estafa de Forum Filatélico, Afinsa y Arte y Naturaleza afectó con especial virulencia a la ciudad al tener históricamente sedes las dos entidades filatélicas. Se calcula que de los 30.000 perjudicados en Galicia y 190.000 en toda España, al menos 12.000 pertenecen a Vigo. Mientras los ahorradores de Afinsa esperan, los de Forum ya cobraron un 10% de la deuda hace tres años. ¿Por qué unos sí y otros no?, Antonio Heredero cree se debe básicamente a la eficacia de la administradora concursal.

Adicae y Adebita representan en Vigo a la mayor parte de los afectados. Iria Aguete percibe entre ellos "la rabia por la miseria que se les ofrece y la impotencia porque no se les explique que está sucediendo". Heredero añade otro matiz: "Están apesadumbrados porque es muy poco, pero al mismo tiempo ya no contaban con cobrar nada y en este momento de crisis asumen que les viene bien".

José Manuel Pereira, uno de los asociados de Adebita, cumple este último perfil. "Ya no contaba con nada de nada. Ante los tiempos que corren y la situación que se ve en la calle... Me hace mucha falta", comenta. En su caso, tenía 12.500 euros invertidos para financiarle los estudios a sus hijas. "Y aún encima, ante el problema que nos generó, en 2006 tuvimos que coger un préstamo del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 2.165 euros", lamenta.

Julio Comesaña, afectado y vicepresidente de Adicae, califica la propuesta de "burla de la justicia y los políticos" y se acogerá a recibir el 5%. "La administradora lleva siete años comiendo de esto, recibiendo grandes sueldos a costa de los acreedores, por eso esta dilación incomprensible", lamenta. Entre toda su familia, de cinco miembros, invirtieron "entre 50.000 y 100.00 euros". "La justicia es muy lenta, es la política la que tiene que darnos respuesta. Lo lógico hubiese sido crear un fondo de compensación de pérdidas", explica.

El paralelismo con los afectados por las preferentes surge en todas las conversaciones. "Si nosotros hubiésemos dado la lata como lo están haciendo ellos otro gallo cantaría", dice José Manuel. "Cuando esto sucedió, hace seis años, la percepción social sobre esta gente es que era una avariciosa. Ahora los tiempos han cambiado, no se ve así a los que invirtieron en preferentes. Y en ambos casos hubo un engaño", reflexiona Heredero. Ahora, comenta, solo queda esperar el desarrollo del proceso judicial y a una sentencia pendiente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.