Noticias Nacionales

La Agencia Tributaria contradice en un informe las acusaciones de la Fiscalía a Afinsa

J.E.Navarro/E.Calatrava.  Madrid  EXPANSION.COM

 

El organismo dependiente de Hacienda reconoció en julio de 2005 que la actividad desarrollada por la firma filatélica habría que considerarla no financiera y lícita “en un principio”.

Ni estafa, ni insolvencia punible, ni administración desleal. Los servicios jurídicos de la Agencia Tributaria, dirigidos por Maximino Linares Gil, elaboraron un informe interno sobre las posibles irregularidades cometidas por Afinsa y su proveedor de sellos hasta 2003, Francisco Guijarro, al que ha tenido acceso EXPANSIÓN. Las conclusiones son claras: “Aunque la sensación de riesgo [de la operativa de firma filatélica] es elevada, resulta difícil tipificar los hechos descritos como delito de estafa”.

Asimismo, añade que “este razonamiento es aplicable tanto a la estafa como a otras figuras [...] ya se trate de insolvencia punible o administración desleal”. Esta tesis contradice la mantenida por la Fiscalía en la querella presentada en la Audiencia Nacional, en la que sí acusó de estos tres delitos a Afinsa, lo que dio lugar a la intervención de la firma el 8 de mayo. Junto a estas imputaciones, la Fiscalía se querelló por presuntos delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y falsedad en documento privado.
Por contra, en el documento de la Agencia Tributaria no se alude a estas posibles irregularidades, aunque sí se informa de “indicios racionales” de un presunto “tipo penal de defraudación tributaria” por parte de las empresas gestionadas por Guijarro.

El escrito de la Agencia Tributaria valora también la operativa de Afinsa, sobre la que apunta que “en principio, habría que considerarla como actividad lícita, que no es típica de las entidades financieras, e incorporada a nuestro ordenamiento jurídico”. Este informe contradice, por tanto, la tesis de la Fiscalía, que mantiene en su querella: “la apariencia es de una actividad lícita [...] excluida del ámbito de actividades financieras”, pero la “naturaleza y dimensión del negocio descrito debe calificarse de financiero”.

El informe de la Agencia Tributaria, de carácter consultivo, fue elaborado por el equipo de abogados del Estado que presta apoyo en las labores jurídicas a este organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda.

El escrito está fechado el 11 de julio de 2005, el mismo día que la Agencia remitió al Fiscal la documentación recabada por la Inspección fiscal. En virtud de ésta, la Agencia instaba a la Fiscalía Anticorrupción a llevar a cabo una “investigación complementaria”, debido a que los delitos presuntamente cometidos por Afinsa no podían “tipificarse en virtud de los hechos descubiertos por la Inspección”.

La Fiscalía dilató sus investigacionesdurante diez meses, pese a tener toda la información de la Inspección disponible (ver EXPANSIÓN del 18 de octubre). En este período, la firma siguió adquiriendo compromisos con clientes.
No obstante, la tesis respecto a una presunta estafa caló en los organismos oficiales. Al día siguiente de la intervención judicial de Afinsa y Fórum, el portavoz del Gobierno y secretario de Estado de Comunicación, Fernado Moraleda, tachó la actividad de las empresas de “estafa masiva” que afectaba a 350.000 clientes.